4 Formas De Restar Azúcares Añadidos De Tu Dieta

Por Kris Sollid, RD

10 de noviembre, 2022 

La comida suele ser el centro de nuestras reuniones y conversaciones con amigos y familiares. Y, por lo general, no pasa mucho tiempo antes de que la conversación gire hacia lo que la gente está tratando de consumir menos. Y aquí entra el azúcar. Ya sea que se dé naturalmente a partir de frutas o del tipo que se añade a las comidas o bebidas favoritas, todo el mundo parece tener una opinión sobre el azúcar. En nuestra Encuesta sobre Alimentos y Salud de 2022, el 59 % de las personas dijeron que estaban tratando de limitar la cantidad de azúcar en la dieta, y el 14 % dijo que estaban tratando de evitar el azúcar por completo.

Si bien evitar el azúcar por completo puede no ser del todo realista, muchas personas podrían beneficiarse al consumir menos azúcar añadida. La mayoría de nosotros consumimos más azúcar añadida de lo recomendado. Si estás tratando de comer más saludablemente y restar azúcares añadidos de la dieta, aquí hay cuatro formas en que puedes empezar.

Bebidas: Piensa en lo que bebes

Todo el mundo ama una bebida fría, especialmente cuando el clima se calienta. Pero no es ningún secreto que muchas bebidas contienen calorías, incluidas las calorías de los azúcares añadidos. La mayoría de los azúcares añadidos que consumimos en los EE. UU. provienen de las bebidas. Intenta mantener al mínimo la cantidad de azúcares añadidos que bebes tomando agua natural, porciones más pequeñas y las opciones bajas en calorías o sin calorías con más frecuencia.

Fruta: Enfócate en el panorama completo

Si estás evitando el azúcar por completo, entonces puede que estés eliminando las frutas. Son tonterías porque la fruta es una de las opciones de alimentos más saludables que puede haber. Desafortunadamente, el consumo de frutas en los EE. UU. es más bajo de lo que recomiendan los expertos y lo ha sido durante décadas. La fruta aporta nutrimentos vitales a nuestra dieta que la mayoría de nosotros no consumimos en las cantidades recomendadas, como la fibra y el potasio. Si bien algunas bebidas como los licuados y los jugos 100 % naturales pueden contribuir a la ingestión de frutas, enfócate primero en las frutas completas. Al seleccionar fruta fresca, opta por una amplia variedad de colores. Al elegir frutas enlatadas, secas o congeladas, selecciona las que no estén endulzadas o envasadas en su propio jugo o agua.

Lácteos: Enfócate en lo simple

Los productos lácteos ofrecen una variedad de nutrimentos esenciales como proteínas, calcio, potasio y vitamina D. Y si bien es cierto que los productos lácteos contienen azúcares naturales, no todos los productos lácteos contienen azúcares añadidos. Para reducir el consumo de calorías de los azúcares añadidos en los productos lácteos, enfócate en la leche y el yogurt con más frecuencia. Si no estás listo para cambiar a productos lácteos simples, usa las etiquetas de información nutrimental para encontrar variedades con menos azúcares añadidos.

Información Nutrimental: lee y compara las etiquetas

Las etiquetas de información nutrimental contienen información sobre los azúcares añadidos. Si estás buscando reducir la cantidad de azúcares añadidos que consumes, lee y compara las etiquetas de información nutrimental para identificar qué producto tiene menos gramos de azúcares añadidos. Aquí hay dos consejos para ayudarte a interpretar correctamente la información sobre azúcares que se encuentra en las etiquetas de información nutrimental.

  • Use la línea “Azúcares Totales” para determinar la cantidad total de azúcares en una porción etiquetada. Esta cantidad representa tanto los azúcares naturales como los añadidos, sumados.
  • Directamente debajo de la línea “Total de azúcares”, verás la línea “Incluye X g de azúcares añadidos”. Utiliza este número para determinar la cantidad de azúcares que se han añadido al producto. Esta cantidad no incluye los azúcares naturales.