Los OGM y Tu Próximo Viaje de Compras: Preguntas Frecuentes Que Hay Que Tener A Mano

Por Tamika Sims, PhD

27 de octubre, 2021

Los alimentos con organismos genéticamente modificados, también conocidos como alimentos transgénicos, existen desde hace décadas. Sin embargo, si bien se ha demostrado que son tan seguros como los alimentos cultivados convencionalmente, y en algunos casos son más nutritivos, quedan algunos hechos desconocidos sobre los alimentos transgénicos y varios mitos relacionados con ellos.

IFIC ha discutido cómo los OGM ayudan a la productividad de los agricultores y ayudan en la sostenibilidad ambiental, pero han llegado más preguntas a la mente de los consumidores cuando se trata de OGM y compras de comestibles. A continuación, se incluye una lista de preguntas frecuentes que pueden resultarte útiles para tu próximo viaje de compras:

¿Se etiquetan los OGM en las tiendas?

Actualmente, puedes encontrar algunos productos alimenticios con etiquetas que informan a los compradores sobre alimentos que contienen ingredientes de bioingeniería; estos incluirían OGM. Este tipo de aviso no pretende indicar seguridad, falta de calidad o valor nutrimental, simplemente está ahí para mantener informados a los consumidores sobre lo que contienen nuestros alimentos. Actualmente, algunas empresas etiquetan voluntariamente sus alimentos con este lenguaje; sin embargo, a partir de enero del 2022, habrá un requisito de etiqueta, establecido y desarrollado por el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA). La regulación requerirá que las empresas coloquen un lenguaje o un símbolo en todos los productos que contienen ingredientes de bioingeniería. Ten en cuenta que esta medida reglamentaria para divulgar información sobre los OMG no tiene la intención de señalar un problema de seguridad o calidad.

¿Qué significa una etiqueta sin OMG?

Ahora que ya sabes que muchos alimentos ya llevan un lenguaje alimenticio de bioingeniería en su empaque que indica que tiene ingredientes OGM, puede que te preguntes ‘¿Qué significa realmente una etiqueta de “No OGM”?’. Estas etiquetas generalmente indican que la biotecnología de OGM no se utilizó para producir un producto alimenticio. Existe una lista relativamente corta de cultivos transgénicos disponibles en los EE. UU. que incluyen: soya, maíz de campo y dulce, canola, algodón (utilizado en la producción de aceite de semilla de algodón), alfalfa, remolacha azucarera, calabaza de verano, papaya, manzanas, piñas rosadas y papas. Cada uno de estos tipos de cultivos transgénicos es tan seguro y nutritivo como sus homólogos no transgénicos. Solo los productos elaborados a partir de estos cultivos transgénicos pueden tener una versión transgénica o una versión no transgénica.

La etiqueta “No-OGM” no es un mandato de ningún organismo regulador que supervise nuestro sistema alimentario; la etiqueta se utiliza con fines de marketing. Por lo tanto, si estás caminando por el pasillo de las aves de corral o las bebidas embotelladas y ves una etiqueta de “No OGM” en el pollo o el agua, solo tienes que saber que cualquier producto que se encuentre allí que no lleve esta etiqueta, también es un producto sin OGM, es solo que el fabricante no utilizó la etiqueta.

También vale la pena mencionar que la etiqueta “No OGM” no es sinónimo de alimentos con una etiqueta “orgánica”. Los alimentos orgánicos son aquellos que han sido fabricados con las prácticas de producción orgánica asignadas por el USDA. Para los cultivos, esto incluye el uso de ciertos pesticidas sintéticos y pesticidas naturales. En el caso de los animales, esto incluye elementos tales como qué se alimenta a los animales y el tiempo que se les da a los animales para estar en el pasto.

¿Cuál es el proceso de cómo se regulan los OGM en nuestro sistema alimentario para la seguridad?

La seguridad de los OMG ha sido evaluada por autoridades de seguridad alimentaria nacionales e internacionales. La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA), la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (EPA) y el USDA se han asegurado de que los OGM sean seguros para la salud humana, vegetal y animal, al igual que la Organización Mundial de la Salud. Las autoridades estadounidenses, además de evaluar la seguridad de los OGM, también imponen regulaciones sobre la producción e introducción de OGM en el sistema alimentario.

Una biblioteca de recursos web recientemente desarrollada y publicada por la FDA explica el papel de cada agencia de los EE. UU. en la regulación de los OGM. La FDA establece y hace cumplir los estándares de seguridad alimentaria para todos los alimentos; Al hacerlo, la agencia trabaja para asegurar que los alimentos que son OGM o que tienen ingredientes OGM cumplan con los mismos estándares estrictos de seguridad que todos los demás alimentos. La EPA regula la seguridad de las sustancias que protegen los cultivos transgénicos, que también se denominan protectores incorporados a las plantas (PIP) y funcionan para dar a los cultivos resistencia a los insectos y las enfermedades. La EPA también monitorea todos los pesticidas que se utilizan en cultivos transgénicos y no transgénicos. Por último, el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del USDA (APHIS) protege la agricultura en los EE. UU. contra plagas y enfermedades. APHIS emite “regulaciones para asegurarse de que las plantas transgénicas no sean dañinas para otras plantas”.

¿Los OGM causan enfermedades o alergias?

Los alimentos transgénicos han sido parte de nuestro sistema alimentario durante más de dos décadas y se han evaluado minuciosamente para determinar su seguridad o su posible vinculación con resultados adversos para la salud. La evaluación científica de la seguridad de los OMG incluye un análisis en profundidad realizado por 50 científicos que trabajaron en un informe de la Academia Nacional de Ciencias (NAS, por sus siglas en inglés) de 2016 durante más de dos años. La cohorte científica de NAS examinó la literatura relevante, incluidas más de 900 publicaciones, y escuchó a 80 oradores diversos en tres reuniones públicas y 15 seminarios web: también se analizaron más de 700 comentarios de miembros del público para ampliar su comprensión de los problemas relacionados con los cultivos transgénicos.

Significativamente, el informe posterior señaló que no hay efectos adversos para la salud relacionados con los cultivos transgénicos. Para abordar directamente algunas de las declaraciones de propiedades saludables relacionadas con el consumo de OGM, el informe destacó que no hay evidencia publicada que respalde las acusaciones o creencias de que el consumo de alimentos transgénicos pueda causar obesidad, diabetes tipo 2, alergias alimentarias o trastorno del espectro autista, o que los alimentos transgénicos generan fragmentos únicos de genes o proteínas que tienen la capacidad de inducir riesgos para la salud.

Además, el consumo de OMG no es perjudicial para quienes padecen alguna enfermedad. Por lo tanto, para cualquier alimento que consuma normalmente que incluya un etiquetado de alimentos transgénicos / bioingeniería, aún puede sentirse seguro al comerlo.

¡Esperamos que esta lista de preguntas frecuentes te ayude en tu próximo viaje al supermercado y a comprender las etiquetas de los alimentos transgénicos y no transgénicos!